CARAVANA EN UNA BODA PERUANA

Ceci y Hans querían que Anjana la caravana formara parte de la celebración de su boda para sorprender a sus amigos ¡Y vaya si lo hicieron!

Se casaron en una finca particular en Gama, allí tuvo lugar la ceremonia y la posterior comida. Todo estaba precioso, adornado con las flores de Catalpas, y Anjana ocupaba su lugar en el conjunto.

Llegamos a primera hora de la mañana, fuimos de los primeros en llegar a la finca y a pesar de que costó subir por un camino que estaba lleno de barro y rocío, la gente del pueblo, muy amable, nos echó una mano y conseguimos colocar la caravana en el lugar que querían los novios, una zona de paso en la que la caravana estaba bien visible desde el lugar del banquete y durante el cóctel. Siempre hay que contar con todo tipo de imprevistos y

Para la ocasión Anjana estuvo decorada con motivos peruanos puesto que era la temática de la boda: telas estampadas, tintes de colores en polvo, un móvil del lago Titicaca, guirnaldas de lana… En la pizarra de uno de los muebles se leían los nombres de los novios y la fecha del gran día y en la mesa del interior un libro de firmas personalizado para que los invitados dejaran unas palabras de recuerdo dedicadas a la pareja. Los más pequeños de la boda alucinaron con esta casita rodante y los mayores no perdieron la ocasión de hacerse alguna foto con Anjana. Además, las barras exteriores de la caravana, que son desmontables, servían para que durante el cóctel, los invitados pudieran posar sus bebidas y aperitivos.

Como podéis comprobar, Anjana la caravana se adecua a cada ocasión según gustos, temáticas o usos que se le quiera dar. Esperamos tu propuesta para celebrar tu cumpleaños, aniversario, boda, comunión… ¡o para una sesión de fotos diferente! Pide presupuesto sin compromiso aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *